¿Los beagles son buenos con los gatos? ¿Se pueden mantener juntos?

gato y beagle en una alfombra

Los beagles son perros adorables, juguetones y amables. Son conocidos por su inteligencia y grandes habilidades de caza. Entonces, ¿es una buena idea tener un Beagle y un gato juntos? La respuesta a esta pregunta es sí, es posible, pero depende de cada animal en particular. Según el American Kennel Club (AKC), los Beagles 1 «Por lo general, son amigables con otros animales. Son compañeros cariñosos que probablemente vean a los gatos como un miembro más de la manada». Sin embargo, estas características específicas del Beagle no significan necesariamente que la convivencia con un gato vaya a ser sin conflictos.

En este artículo, exploramos formas de hacer que la convivencia entre un Beagle y un gato sea más pacífica, junto con consejos sobre cómo presentarle a su pequeño sabueso a un nuevo amigo felino.

perro divisor

¿Los gatos y los perros pueden ser amigos?

Es natural suponer que estos dos animales no pueden llevarse bien. Después de todo, el conocimiento más común de tener perros y gatos como amigos mascotas se basan en la suposición de que sus instintos naturales se activarán tarde o temprano. Por supuesto, muchos hogares que tienen ambos animales parecen refutar esta teoría. Sin embargo, no todos los perros y gatos son iguales y cada uno tiene su propia personalidad y temperamento. La probabilidad de que tus amigos animales se lleven bien (o no) se correlaciona directamente con sus necesidades específicas. Algunos gatos son más independientes que otros y algunos perros son más amigables que otros.

Entonces, ¿un beagle y un gato pueden vivir juntos?

gato y beagle en la cama
Crédito de la imagen: Rutina, Shutterstock

Sí, un Beagle y un gato pueden vivir juntos. Estos dos animales generalmente pueden aprender a llevarse bien si se les da la oportunidad. Esto es especialmente cierto si el Beagle se cría junto con el gato desde una edad temprana. En general, los perros y los gatos no se llevan bien de forma natural porque tienen necesidades y comportamientos diferentes, lo que a veces puede generar conflictos. Los perros suelen ser más sociables y amigables, y los gatos suelen ser más solitarios y territoriales. La clave para superar estos aspectos es tomarse el tiempo para comprender cada una de las necesidades y la personalidad de su mascota. Solo entonces podrá trabajar para crear una situación de vida segura y saludable para todos.

separadores-pata

Cosas a tener en cuenta antes de añadir un gato a la familia

Antes de agregar un gato a su hogar, recuerde que los felinos son criaturas diferentes a los perros. Asegúrese de que su nuevo gato tenga todo lo que necesita y tenga cuidado de no descuidar las necesidades de su Beagle en el proceso. Asegúrese de tener la comida y los juguetes correctos y un área especial para que cada animal los llame suyos. Para el Beagle, esto puede significar darle a su perro un rincón especial donde su compañero canino pueda sentirse cómodo lejos del gato. Para su gato, eso podría significar tener un lugar para sentarse o esconderse donde su perro no pueda ir. En general, es una buena idea establecer límites claros para cada animal. Por ejemplo, si a tu gato le gusta dormir en la hamaca, probablemente no sea una buena idea dejar que tu Beagle salte allí.

¿A tu Beagle le gusta cazar?

Si a su Beagle le gusta cazar, es importante considerar esto antes de traer un nuevo gatito a la casa. Esta es una de las principales razones por las que los perros con un fuerte instinto de presa y los gatos no siempre se llevan bien. Esto no quiere decir que todos los Beagle perseguirán a un gato, pero es algo que debe tener en cuenta si trae un gato a un hogar Beagle. Afortunadamente, hay muchos juguetes y juegos que puedes jugar con tu cachorro que no implican persecución. También hay muchas maneras de mantener a tu perro ocupado y comprometido sin que él persiga al gato.

Cómo presentar tu Beagle a tu nuevo gato

niña presentando gato a un beagle
Crédito de la imagen: Oksana Shufrych, Shutterstock

Como en todas las relaciones, lo mejor que puedes hacer es por tu Beagle y tu gato. dales tiempo para llegar a conocer unos a otros. Esto es especialmente cierto cuando se presenta un nuevo gato a un perro existente. Para hacer amigos, su Beagle y su gato necesitan tiempo para adaptarse y sentirse cómodos el uno con el otro.

Una vez que su nuevo gatito esté en la casa, manténgalos separados de su Beagle hasta que ambos animales se sientan cómodos y relajados el uno con el otro. Esto es especialmente cierto si uno o ambos animales son jóvenes y están llenos de energía.

A medida que su nuevo gato se relaja más en su nuevo hogar, puede comenzar a presentárselo al perro:

  • Comience por almacenarlos en habitaciones separadas y abra la puerta entre las habitaciones. De esta manera, puedes darles la oportunidad de acostumbrarse a los sonidos y olores de los demás sin riesgo de lesionarse.
  • Una vez que su Beagle y su gato se sientan cómodos el uno con el otro, puede comenzar a dejarlos vagar libremente por la casa bajo supervisión.
  • Si las cosas parecen ir bien, gradualmente puedes darles más espacio a tus mascotas para que deambulen sin tu supervisión.

Nota al margen: Para mayor seguridad, use una barrera para mascotas para separar a su gato y Beagle cuando necesite estar fuera de la casa por un período prolongado de tiempo.

pata de perro divisor

Conclusión

Al final del día, lo mejor que puede hacer por su Beagle y su gato es ser paciente y comprensivo. Ambos animales tienen sus propias necesidades y hábitos únicos que no deben pasarse por alto al tratar de determinar si uno puede vivir con el otro. Por ejemplo, cuando trae un gato a la casa con un Beagle mayor, es importante dejar que ambos animales marquen su propio ritmo. Si trae un gatito a la casa con un Beagle adulto, es probable que ambos animales necesiten ajustar su ritmo para satisfacer las necesidades del otro.

En resumen, prepárese para un período de ajuste, establezca un espacio designado para cada animal, siga una rutina que se adapte a las necesidades de cada animal y nunca los deje solos primero. Con tiempo, paciencia y comprensión, es probable que su Beagle y su nuevo gato se conviertan en grandes amigos.


Crédito de la imagen destacada: New Africa, Shutterstock


Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies, puedes ver la política de cookies aquí.    Configurar y más información
Privacidad